Cerebro y adolescencia: conductas de riesgo


En este breve vídeo, Laurence Steinberg, profesor de Psicología de la Universidad de Temple, en Philadelphia (Estado de Pennsylvania), reconocido experto en adolescencia, expone de manera muy pedagógica, el porqué la adolescencia es un período del desarrollo en el que se tiende a realizar conductas de riesgo y toma de decisiones que pueden considerarse irracionales e incomprensibles. Estos comportamientos, están basados en los cambios que se producen en el desarrollo cerebral durante la adolescencia, un órgano que no termina de desarrollarse hasta algo más allá de los veinte años (hasta donde se sabe hoy). La mayor sensibilidad e intensidad en las respuestas del sistema límbico (emociones) y el sistema de recompensa cerebral (motivaciones), unido a la inmadurez del lóbulo prefrontal, exponen a nuestros jóvenes a la búsqueda de sensaciones, a la experimentación y deseos de llegar más lejos, así como a una tendencia mayor a hacer estos comportamientos cuando existe la presencia de otros adolescentes. Estos comportamiento no son exclusivos de los humanos, habiéndolos detectado también en primates y roedores. Es por ello, que en la adolescencia existe una mayor predisposición a conductas de riesgo como el consumo de sustancias tóxicas, relaciones sexuales sin tomar precauciones, mayor propensión a accidentes de tráfico o de cualquier tipo, y un largo etcétera.

Pero, para evitar tener una visión catastrófica de la adolescencia, también hay que afirmar que es un período de la vida en el que el cerebro experimenta un enorme desarrollo en sus capacidades cognitivas, que le permiten un gran potencial de aprendizaje. Es una edad de oportunidades, como así dice también Laurence Steinberg, en su libro "Age of Oportunity". Pero eso lo contaremos otro día.



Compartir entrada